miércoles , 19 junio 2019
Recientes
Estás aquí: Inicio » Nacionales » Vecinos de Marina ignoraban que ella había estado presa por homicidio
Vecinos de Marina ignoraban que ella había estado presa por homicidio

Vecinos de Marina ignoraban que ella había estado presa por homicidio

Santo Domingo, RD

A Marina solo se le veía cuando llegaba a su residencia casi en la medianoche.

Allí en la calle La Fuente del sector Guachupita, un callejón con “policías acostados” y asfalto deteriorado, nadie recuerda haber cruzado palabras con ella o por lo menos haberla saludado. Solo era vista al salir a tempranas horas de la mañana y regresar por la noche, cuando el día estaba a punto de fallecer.

Ningún vecino quiso decir su identidad y pocos se atrevieron a hablar sobre el modo de vida que llevaba Lisa Marina Elia García, nombre completo de la implicada en la agresión realizada el pasado 27 de mayo a Domingo García Sugilio, jefe de seguridad de los suegros del presidente Danilo Medina.

“Ella siempre llegaba a las 12:00 de la noche, venía en un motor con un tipo y él la dejaba y se iba. Nadie le hacía caso a ella porque imagínese, cada quien tiene sus problemas. A donde iba a pensar yo que esa mujer era tan mala”, dice un señor que no quiso dar su nombre por temor a que la Justicia deje libre nuevamente a la criminal.

Marina pasaba desapercibida en su sector porque nadie sabía con exactitud a que se dedicaba, ni siquiera que estuvo presa durante cinco años por haber participado en un atraco que terminó con la vida de una persona. Ahora ya lo saben y se enteraron porque intentaron atracar a los padres de la primera dama de la República, Candy Montilla de Medina, según las propias palabras de sus vecinos.

Ella había sido condenada a 10 años pero debido a un trato con el Ministerio Público, pudo salir a la mitad de su pena.

Solo bastaron ocho meses para que volviera a ser apresada por lo mismo, esta vez con sus compañeros de crimen Osmil Lamber García (a) “Tiqui Tiqui” y Luis Alexander Lamber (a) “Falacia”.

“Tiqui Tiqui” murió ultimado por agentes de la Policía Nacional durante un alegado “intercambio de disparos”; mientras que “Falacia” se entregó ayer al enterarse de la suerte que había corrido su colega de delitos.

Contrario a “Falacia”, quien se mostró tembloroso y horrorizado  ya que supuestamente su vida corría peligro en manos del cuerpo uniformado, Marina se presentó totalmente fría y cómoda ante las cámaras.

Ella narró parte de sus actos criminales durante un interrogatorio que le hiciera la Policía Nacional con una naturalidad que ha escandalizado a la sociedad dominicana. Incluso utilizando frases y términos que básicamente son utilizados en las notas de prensa que envía el organismo del orden.

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*

Scroll To Top